Jaume de Laiguana

Jaume de Laiguana nos ofreció la oportunidad de poner música a su exposición que iba a llevarse a cabo en el Palau Robert de Barcelona. iBanjo pensó en una contradicción. La música iba a ser un loop que sonaría ininterrumpidamente durante los 3 meses de la exposición, así que iBanjo decidió componer 30 minutos de música en el mínimo tiempo posible, captando ideas melódicas, sonoridades fugaces, yendo a la esencia del tema de la expo, dando prioridad a la frescura… lo hizo en 5 horas, una especie de improvisación pianística electrónica.